PURELAB® Chorus Un enfoque diferente para la desinfección

La importancia de la sanitización regular

Después de que se eliminan las impurezas químicas orgánicas e inorgánicas, aún puede producirse crecimiento bacteriano, a pesar de que el agua muy pura proporciona un ambiente extremadamente riguroso con un contenido de nutrientes mínimo. Las impurezas restantes, los materiales de construcción en contacto con el agua pura y los restos de bacterias muertas pueden actuar como fuentes de alimentos. Si este crecimiento bacteriano no se minimiza, puede causar problemas para la pureza del agua requerida, lo que puede afectar los resultados del trabajo de prueba.

Las bacterias en sí mismas no son el único problema; también producen endotoxinas y nucleasas. Las endotoxinas son fragmentos de la membrana celular que se liberan cuando las células mueren y durante el metabolismo de las células bacterianas. Pueden causar graves interferencias en muchas técnicas de laboratorio en las que el agua o los reactivos preparados entrarán en contacto con el DNA o el RNA y pueden verse afectados por las nucleasas en el agua.

El interior de la mayoría de los sistemas de purificación de agua consiste en largos tramos de tuberías, conectores, depósitos y filtros que presentan una gran área de superficie para el crecimiento de bacterias. Se sugiere un régimen de desinfección como parte del programa de mantenimiento. Esto se recomienda para la mayoría de los sistemas de purificación de agua para minimizar la acumulación de partículas, biofilm, microorganismos y subproductos bacterianos.

Nuestros productos están diseñados para garantizar que todas las partes mojadas se desinfecten de la manera más sencilla posible. La mayoría de los sistemas usan tabletas de cloro de disolución rápida y un procedimiento de desinfección programado previamente. Sin embargo, reconocemos las inconveniencias involucradas en este crucial procedimiento de mantenimiento.

Por qué podemos desinfectar el PURELAB Chorus con menos frecuencia?

El PURELAB Chorus es un sistema de bajo volumen. Ha sido diseñado con un mínimo de tuberías internas, componentes y un sistema UV de alta eficiencia, y como tal, el alcance para la acumulación de biopelícula se reduce. Los filtros de punto de uso disponibles han demostrado su capacidad para proporcionar el control bacteriano y de endotoxina requerido, cuando se usan adecuadamente.

Las bacterias seguirán creciendo dentro de cualquier sistema de purificación de agua, por lo que si los microorganismos son motivo de preocupación para la aplicación, es importante monitorear y desinfectar la unidad para evitar que los niveles de bacterias alcancen los niveles que afectan la eficiencia del filtro de punto de uso.

El PURELAB Chorus utiliza un procedimiento de higienización único y fácil de usar que solo debería requerirse con poca frecuencia (una vez al año).

De fácil y rápida sanitización, la desinfección del PURELAB Chorus es un procedimiento simple que limpia todas las partes húmedas de la unidad, incluido el handset y el punto de dispensación. El agente desinfectante se suministra en un cartucho único y seguro, lo que significa que no es necesario pedir, manipular ni mezclar productos químicos agresivos. El cartucho de sanitización se coloca en lugar del cartucho de purificación. El procedimiento de desinfección puede simplemente seleccionarse en el handset dispensador y no genera ningún residuo químico peligroso, ya que el desinfectante se absorbe y neutraliza dentro del cartucho de sanitización.

Share